Camas articuladas geriátricas

Las camas geriátricas son camas especialmente diseñadas para proporcionar comodidad y seguridad a personas mayores o con movilidad reducida. Se caracterizan por incluir funciones como altura regulable, respaldo articulado, barandillas laterales, ruedas con freno, etc. 

Están pensadas para facilitar los cambios de postura, la higiene, el descanso y el sueño reparador. Además, previenen lesiones y accidentes domésticos.

Características principales de las camas geriátricas

  • Altura regulable para facilitar la entrada y salida de la cama.
  • Respaldo articulado con posiciones de lectura, comida y descanso. 
  • Barandillas laterales retráctiles para evitar caídas.
  • Patas con ruedas y sistema de frenado.
  • Mando de control retroiluminado.
  • Estructura reforzada y estable.

Diferencias entre camas geriátricas y camas convencionales

Las principales diferencias son la altura regulable, el respaldo articulado y otras funciones pensadas para personas con movilidad reducida, que no tienen las camas convencionales.

Tipos de camas geriátricas

Camas geriátricas articuladas

Son las más completas. Tienen respaldo y piecera articulados para adoptar diferentes posiciones. Algunos modelos también elevan la altura de las piernas.

Camas geriátricas con carro elevador  

Incorporan un mecanismo elevador bajo el somier que permite cambiar la altura y posición de todo el conjunto. Resultan muy cómodas para el cuidador.

Camas geriátricas con patas regulables

Regulan la altura subiendo o bajando las patas de forma manual o eléctrica. Son más económicas pero menos versátiles.

Camas bariátricas para personas con obesidad 

Tienen una capacidad de carga mayor y un tamaño más grande. Están reforzadas para soportar más peso.

Beneficios de las camas geriátricas  

Mejora de la comodidad y el descanso

Las distintas posiciones que permiten hacen que resulte más fácil conciliar el sueño, descansar mejor y estar más cómodo.

Prevención de úlceras por presión

Al poder cambiar de postura con facilidad, se evitan roces y compresiones prolongadas que causan escaras.

Facilita la movilidad y los cambios posturales  

La articulación y regulación en altura hacen que el usuario se pueda mover con menos esfuerzo.

Ayuda en la realización de cuidados y asistencia

Para el cuidador es más fácil atender las necesidades del usuario al poder regular la altura de la cama.

¿Cómo elegir la cama geriátrica adecuada?

A la hora de escoger una cama geriátrica, se deben considerar varios factores:

Consideraciones sobre el estado de salud del usuario

Es importante valorar el grado de movilidad y necesidades específicas para escoger el modelo más adecuado.

Medidas y dimensiones de la cama  

Hay que asegurarse de que la cama se adapte al espacio disponible en la habitación.

Materiales y calidad de fabricación

Deben ser resistentes, duraderos y fáciles de limpiar, cumpliendo los estándares de calidad.

Presupuesto y relación calidad-precio

Comparar precios y buscar un equilibrio entre prestaciones y precio razonable.

Accesorios para camas geriátricas  

Existen diversos accesorios que se pueden añadir:

Colchones y sobrecolchones antiescaras 

Ayudan a prevenir y tratar úlceras por presión.

Barandillas de seguridad  

Refuerzan la protección lateral de la cama.

Soportes para gotero y otros dispositivos médicos

Útiles para colgar sueros, sondas, etc.

Mesas y atriles adaptables  

Prácticos para comer, leer o realizar actividades sobre la cama.

Preguntas frecuentes sobre camas geriátricas

¿Las camas geriátricas están cubiertas por la Seguridad Social?

Dependiendo del caso, se pueden conseguir ayudas públicas para sufragar los gastos.

¿Cómo se instala y se maneja una cama geriátrica?  

Suelen ser muy intuitivas de montar y usar gracias a manuales y controles simples.

¿Qué mantenimiento requieren las camas geriátricas?

Basta con una limpieza regular y revisiones anuales para garantizar su correcto funcionamiento.