muletas y bastones para caminar: diferencias, ventajas, necesidades

Muletas y bastones para caminar: diferencias, ventajas, necesidades

¿Cuándo es recomendable usar un bastón o muleta para caminar?

Tanto el bastón como la muleta están indicados para diferentes situaciones en las que es necesario un apoyo para poder caminar. No obstante, en algunos casos es más aconsejable una opción y otra dependiendo de la lesión, enfermedad o problemas de movilidad/equilibrio para los que bastón o muleta suponen una ayuda indispensable. Te explicamos en qué casos es mejor una u otra opción, si bien la decisión final siempre debe venir de la opinión de un profesional de la salud que valore cada caso.

Bastón: El uso del bastón está principalmente recomendando en estos casos

  • Lesiones leves (esguinces, distensiones musculares, etc..).
  • Problemas de equilibrio.
  • Problemas crónicos que influyen en la estabilidad como artrosis o artritis.
  • Rehabilitación tras una intervención quirúrgica.

Muleta: La muleta suele estar más indicada cuando hablamos de

  • Lesiones graves como fracturas y/o situaciones en las que el peso debe ser completamente eliminado de una pierna.
  • Tras una cirugía importante.
  • Cuando la estabilidad que proporciona el bastón no es suficiente.

Diferencia entre bastón y muleta:

Comparación de las características y usos de cada ayuda para caminar

Punto de soporte:

  • Bastón: Proporciona un único punto de apoyo.
  • Muletas: Habitualmente se usan en pares, una para cada mano, existen dos puntos de apoyo por lo que proporciona mayor equilibrio.

Uso del brazo opuesto:

  • Bastón: El brazo que sostiene el bastón es el opuesto a la pierna afectada.
  • Muleta: Puede usarse bilateralmente (cuando ambas piernas están afectadas) o como el bastón es decir en el lado opuesto de la pierna afectada.

Apoyo:

  • Bastón: Ofrece un apoyo parcial.
  • Muleta: Ofrece un apoyo total y mayor estabilidad que el bastón.

Tipos de bastones y muletas más comunes

Dentro del mundo de los bastones y muletas, encontramos diversos diseños y modelos que pueden adecuarse a las necesidades de cada persona. Detallamos aquí los principales tipos de bastones y muletas.

  • Bastón simple: Bastón de una sola pata.
  • Bastón trípode: Suele utilizarse habitualmente tras cirugías ortopédicas. Tiene 3 patas en la parte inferior por lo que al igual que el bastón cuádruple proporciona un mayor equilibrio que el bastón simple.
  • Bastón cuádruple: La base del bastón tiene cuatro patas lo que facilita una mayor estabilidad.
  • Bastón plegable: Se trata de una opción útil para aquellas personas que necesitan llevar bastón habitualmente ya que puede resultar cómodo plegarlo cuando no se esté usando.
  • Muletas axilares: Tienen unas almohadillas axilares para colocarlas debajo de los brazos. Son las muletas que se usan cuando hay una necesitad bilateral de equilibrio. Son las muletas tradicionales que se colocan debajo de los brazos y tienen almohadillas axilares para mayor comodidad. Se usan de forma bilateral.
  • Muletas de antebrazo (o canadienses):  También conocido como bastón inglés. Se sujetan por el antebrazo lo que facilita que la persona pueda tener las manos libres. Su uso es también bilateral.
  • Muletas articuladas: Incorporan un mecanismo articulado que facilita el movimiento sin tener que soltar la muleta.
  • Muletas para niños: Específicamente diseñadas para los más pequeños y ajustables a su altura.
  • Muletas antideslizantes:  Facilitan un mayor agarre en superficies resbaladizas. Están especialmente indicadas en lugares en las que las condiciones climáticas sean adversas.

Ventajas e inconvenientes de bastones vs muletas:

Bastones: Principales ventajas

  • Facilidad de uso
  • Ocupan menos espacio
  • Versatilidad: Existen diferentes tipos que se adaptan a diferentes necesidades. Además, pueden ser plegables lo que facilita su almacenamiento y transporte.
  • Principal desventaja: Ofrecen un menor apoyo y estabilidad.

Muletas: Principales ventajas

  • Mayor apoyo
  • Distribución equilibrada del peso
  • Posibilidad de mantener manos libres
  • Principales desventajas: Ocupan más espacio y resultan más difíciles de usar.

Cómo caminar correctamente con bastón o muletas

Antes de su uso, tanto en el caso del bastón como de la muleta es importante acertar con la elección del bastón o muleta y en especial con el ajuste de la altura.

  • Si utilizamos bastón o una sola muleta debe usarse en el lado opuesto de la pierna afectada. En el caso de muletas axilares apoya tu peso en las empuñaduras de las muletas.
  • Empieza con pequeños pasos. Es importante coordinar los movimientos. En el caso del bastón muévelo al tiempo que das un paso con la pierna opuesta.
  • Antes de dar el siguiente paso asegúrate que el bastón está firme en el suelo.
  • Vigila las superficies irregulares. Antes de caminar puedes revisar con el bastón cómo está el terreno antes de seguir caminando.
  • Al subir escaleras coloca primero la pierna no afectada. Al bajarlas coloca primero la muleta o bastón en el escalón inferior y después la pierna afectada.
  • Mantén una postura erguida y mira hacia adelante para tener un mejor equilibrio.
  • En casos de rehabilitación tu médico o fisioterapeuta te dará unas pautas para facilitar la recuperación.

Cómo hacer la transición de dos muletas a una sola

  • Antes de hacer la transición a una sola muleta asegúrate de tener suficiente fuerza y estabilidad. Para ello es necesario que previamente hayas realizado ejercicios para fortalecer la pierna afectada.
  • Práctica en el hogar: Antes de hacer cualquier cambio practica en tu hogar en un entorno seguro hasta conseguir la confianza y seguridad necesaria para hacer el cambio. Practica también cambios de dirección y giros. Cuanto más practiques más fácil será la transición.
  • Al pasar de usar dos muletas a una, empieza usando la muleta en el lado opuesto a la pierna afectada.
  • Paso a paso: La transición debe ser paulatina. Realiza pasos cortos. Recuerda que es importante mantener una postura erguida.
  • Entrena en escaleras, si puede ser házlo acompañado, para que cuando tengas que subir y bajar escaleras tengas ya la práctica necesaria.
  • Si sientes molestias de cualquier tipo coméntalo con tu médico o fisioterapeuta.

Accesorios y personalización de muletas

La personalización y la adición de accesorios a las muletas pueden hacer que sean más cómodas, seguras y adaptables a las necesidades individuales de cada persona. Aquí hay algunos accesorios y opciones de personalización comunes para muletas:

Los accesorios son importantes a la hora de hacer que el ir con bastón o muletas sea más cómodo y seguro. Algunos de los accesorios que son importantes valorar son

  • Almohadillas axilares: En el caso de muletas axilares las almohadillas reducen la presión sobre las axilas.
  • Empuñadoras acolchadas: Facilitan una menor presión en las manos y además resultan más cómodas.
  • Empuñadoras ergonómicas: Se ajustan mejor a la forma natural de la mano como las del bastón Soft Step. En el caso de muletas, si una muleta convencional, aunque tenga una codera más amplia que cubra el brazo, o aunque tenga una empuñadura ergonómica, nos es insuficiente, tendremos otras, como la muleta Kmina Pro que, gracias a un apoyo especial angulado, podrá acabar con los dolores y lesiones palmares.
  • Protectores para las manos: Evitan que con la fricción se irrite la mano.
  • Antideslizantes: Existen diferentes acabados (puntas de goma o silicona) que mejorar el agarre. También existen accesorios para la nieve y el hielo.
  • Bolsas de transporte: Bolsas que se pueden acoplar a las muletas para poder llevar objetos personales.
  • Soportes para sujetar las muletas cuando no se usan.
  • Luces o reflectores: Para aumentar la visibilidad.
  • Ajustadores de altura: Extensiones que permiten ajustar la altura de las muletas.
  • Soportes para dispositivos, bastón para selfies, etc.. que permiten sujetar los dispositivos móviles.
  • Complementos estéticos: Aquí se incluyen una amplia gama de opciones para personalizar el bastón o muletas como fundas o cintas decorativas.

Cuidado de las manos al usar muletas

Cuando usamos muletas o bastones es importante proteger nuestras manos para evitar rozaduras o lesiones. Para ello es importante tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Utiliza empuñaduras acolchadas que reduzcan la presión y la fricción en las manos.
  • Usa guantes, a poder ser acolchados y transpirables, para protegerte aún más de posibles fricciones e irritaciones.
  • Añade almohadillas adicionales si usas muletas axilares.
  • Hidrata y cuida la piel que está en contacto con las muletas.
  • Revisa regularmente las empuñaduras y almohadillas axilares para comprobar que no estén desgastadas.

Bastones y muletas en la tercera edad: Recomendaciones específicas para personas mayores

Las recomendaciones de uso son las mismas para personas mayores que para el resto de la población. No obstante, dado que pueden presentar mayores problemas de movilidad y equilibrio es importante que la preparación para el uso del bastón o muletas sea adecuada para evitar posibles riesgos.

Qué es mejor para un adulto mayor, ¿bastón o andador?

La elección entre un bastón y un andador para un adulto mayor depende de varios factores relacionados principalmente con aquellas necesidades específicas para las que se haya recomendado el uso de un bastón y el estado de salud de la persona.  En cualquier caso, es importante conocer las ventajas y desventajas de cada opción.

Bastón:

  • Son más ligeros y fáciles de llevar consigo.
  • Facilidad de uso en comparación con el andador.
  • Estigma: Muchas personas prefieren el bastón porque puede ser menos estigmatizante que el andador.
  • En comparación con el andador, el bastón proporciona menos estabilidad. En algunos casos puede no ser suficiente un bastón en especial cuando existen problemas de movilidad o de debilidad en las piernas.

Andador:

  • El andador puede incorporar un asiento que permite el poder descansar cuando se necesite. Además también puede llevar incorporado cestas o bolsillos que facilitarán que el usuario pueda colocar sus cosas en estos espacios, lo que facilita que la persona pueda ir a comprar, etc.. como el andador Roler.
  • El andador ocupa bastante espacio y puede dificultar la maniobrabilidad en espacios reducidos. A pesar de ellos hay modelos como el andador Taurus2 que ofrecen una excelente maniobrabilidad y que además son ultraplegables.

Como vemos no hay una opción mejor ni peor sino la opción adecuada a cada caso. En Ayudatecnia, te ofrecemos muchas opciones para tu vida diaria y te ayudamos a encontrar la solución que mejor se adapte a tus necesidades.

Noticias Relacionadas
Contacta con nosotros