lavacabezas para silla: comodidad en el aseo

Paso a paso: Cómo lavar el pelo a una persona en silla de ruedas

La higiene capilar es clave para cualquier persona, pero aún lo es más en personas con movilidad reducida. Una adecuada higiene capilar es clave para

  • Prevenir infecciones: Las personas con movilidad reducida son más propensas a tener infecciones en el cuero cabelludo como consecuencia de la falta de movilidad, en especial si pasan mucho tiempo encamados.
  • Aumentar la autoestima de la persona: Un cabello limpio y cuidado contribuirá a una mayor sensación de bienestar y puede ayudar a que el paciente mejore su autoestima.
  • Prevención de problemas de la piel: Caspa, irritación, dermatitis seborreica, etc. son problemas que pueden prevenirse con un buen cuidado e higiene del cabello.  

Por todo lo anterior, es importante que las personas con movilidad reducida mantengan una buena rutina de higiene capilar. Para ello será necesario recurrir a diferentes ayudas que faciliten el lavado del cabello en personas con movilidad reducida.

Lavar el cabello a una persona que va en silla de ruedas puede ser todo un desafío sino se utilizan los elementos necesarios. Cuando tenemos personas con movilidad reducida a nuestro cargo, debemos realizar todo un curso de cuidados, sobre todo en el ámbito de la higiene personal, tan relacionada con la salud. Además de todos los productos de apoyo dedicados a la higiene de la persona encamada, existen muchos otros para aquellos que se mueven gracias a una silla de ruedas, como es el lavacabezas para silla. Así, además de todo tipo de sujeciones y cojines antiescaras, también existen instrumentos para facilitarle la asistencia al cuidador, cuando se trata de lavar la cabeza de la persona dependiente.

Preparación

Elementos necesarios

Asegúrate de que tienes todo preparado. Lo más habitual es que necesites colocar una silla o una silla especial en la ducha. Verifica que se puede acceder a la ducha sin problemas de espacio con la silla de ruedas.  Prepara todo lo que vayas a necesitar (champú, acondicionador, toalla, jarra agua limpia, guantes etc..) para tenerlo todo a mano.

Lavacabezas portátil para silla de ruedas o gorro para lavar el pelo

El lavacabezas es un dispositivo diseñado para que pueda adaptarse a la silla de ruedas y de esta manera facilitar el lavado de cabello sin necesidad de que la persona deba moverse de un lugar a otro.

Se trata de una bandeja con la curvatura del cuello, ajustable a éste gracias a una correa con velcro, que asegura la estabilidad de la bandeja y que no se cuele el agua por el cuello. Gracias a su forma, conduce el agua y el jabón hacia el lavabo, evitando derrames innecesarios.

El lavacabezas para silla es la solución más práctica para las personas en silla de ruedas que necesiten mejorar y facilitar su día a día y su asistencia. Es un producto de apoyo fabricado en plástico, así que es muy ligero y puede transportarse con facilidad. Además, es uno de los productos que en el mercado califican con una relación excelente calidad-precio, ya que resulta accesible para todos los bolsillos. Por todo ello, se convierte en una opción indispensable para lavarnos la cabeza sin movernos de la silla de ruedas.

El gorro para lavar el pelo está especialmente indicado para el lavado de cabello de personas encamadas o con movilidad limitada dado que están diseñados para limpiar el cabello sin necesidad de agua corriente ni enjuague.

Delantal o bata impermeable

Para mayor comodidad es aconsejable que quien vaya a realizar el lavado de cabello se proteja de las salpicaduras de agua con un delantal.

Toallas y paños absorbentes

Para el proceso de lavado, asegúrate con contar con toallas y paños absorbentes que ayuden a secar el cabello. Las toallas absorberán el exceso de agua y evitarán que el paciente se moje la ropa.

Además, el uso de paños o toallas absorbentes puede ayudar a la prevención de irritaciones. Asegúrate de que se trata de toallas suaves.

Champú y acondicionador adecuados

La elección de productos es importante y debe hacerse considerando:

  • Que sean productos suaves que no causen irritación ni sequedad.
  • Que proporcionen una buena hidratación para el cabello.
  • Que sean productos libres de sulfatos y parabenos para minimizar riesgo de irritación.
  • Elige productos que se adapten a las necesidades específicas del cabello del paciente (cabello seco, liso, rizado, etc.)

Consideraciones antes de empezar

Además de asegurarte de que cuentas con todos los elementos necesarios es importante verificar que:

  • La persona se siente cómoda. Explícale cómo vas a llevar a cabo el proceso y pregúntale si tiene alguna necesidad especial que quiera comentarte antes del lavado de cabello.
  • Comprueba la temperatura del agua y del ambiente.

Verifica que la temperatura del lugar donde se va a llevar a cabo el lavado sea adecuada. Con el agua también debemos asegurarnos de que se encuentra en una temperatura templada, ni demasiado fría ni demasiado caliente, que proporcione una sensación cómoda y agradable.

Colocación de la persona y protección de la ropa

  • Coloca la silla en lugar seguro y donde puedas acceder fácilmente al agua.
  • Si se utiliza lava cabezas portátil comprueba que esté bien ajustado para poder soportar cabeza y cuello de la persona de manera cómoda y segura.
  • Protege tu ropa con un delantal o bata impermeable.
  • Protege también a la persona a la que vas a lavar el cabello con una toalla grande alrededor de hombros y cuello.
  • Asegúrate de comunicarte con la persona y de que la persona se encuentre cómoda en todo momento.

Uso del lavacabezas portátil o gorro

Antes de usar el lavacabezas portátil es importante conocer bien cómo debe usarse. Para ello, comprueba

  • Que el lavacabezas está colocado detrás de la cabeza de la persona. Éste debe estar bien ajustado y debe poder soportar la cabeza de forma segura.
  • La manguera del lava cabezas portátil debe estar conectada a una fuente de agua.

Aplicación del champú y masaje capilar

  • Ajusta la temperatura y moja el cabello de la persona hasta que quede bien humedecido.
  • Aplica el champú masajeando el cuero cabelludo.

Enjuague y acondicionador

  • Enjuaga hasta comprobar que no queda champú. Si aplicas acondicionador, deberás repetir este paso.
  • Para el enjuague también puedes usar un gorro para lavar el cabello sin enjuague en aquellos casos en los que no hay agua corriente.

Secado del cabello

Para el secado del cabello, es conveniente hacer un primer secado con toallas o paños absorbentes. Para ello deberás colocar una toalla alrededor de la cabeza de la persona de manera que absorba el exceso de agua. Si la persona tiene el cabello largo es recomendable usar varias toallas hasta absorber la humedad.

Después del primer secado con toalla, utiliza el secador, a temperatura media no demasiado caliente, para acabar de secar el cabello.

Consejos adicionales

Sugerencias para evitar mojar en exceso

  • Puedes utilizar un recipiente (tazón o jarra) para que el agua vaya más dirigida. De esta manera puedes controlar mejor la zona a enjuagar y evitar mojar otras zonas.
  • Coloca siempre una toalla alrededor del cuello de la persona para que, en caso de salpicaduras, el agua no traspase a la ropa o al cuerpo.
  • Para poder dirigir mejor el agua es conveniente utilizar un cabezal de ducha de mano con una manguera flexible que te permite realizar los movimientos necesarios.

Recomendaciones para minimizar las molestias y el esfuerzo

Asegúrate de tener una correcta posición para el lavado de cabello. Tanto la persona como su cuidador deben estar bien colocados asegurándose que ambos estén cómodos.

Frecuencia recomendada

La frecuencia de lavado dependerá de cada persona. Por ello, es recomendable observar el tipo de cabello, si la persona es más o menos propensa a sudar, las temperaturas del ambiente o el uso de otros productos (lacas, espumas, etc..) que pueden ensuciar más rápido el cabello. También deberán considerarse las preferencias personales de cada individuo.

Por ejemplo, una persona con cabello graso requerirá un lavado a diario o cada dos días como máximo. Por el contrario, una persona con cabello seco o rizado puede necesitar menos lavados, por ejemplo, 2 por semana.

Alternativas al lavado tradicional

Además del lavado tradicional existen otras opciones como, por ejemplo:

  • Lavado en seco: Se trata de una opción para hacer un lavado rápido y que es especialmente recomendable en casos de personas con movilidad reducida que necesitan un lavado frecuente. También es una buena opción para intercalar con el lavado tradicional. A pesar de su utilidad es importante considerar que este tipo de lavado no elimina por completo la suciedad por lo que resulta menos efectivo que el lavado con agua. Además, no es adecuado para todo tipo de cabellos. No es aconsejable en personas con un cuero cabelludo sensible.
  • Champús sin enjuague: En el mercado existen opciones como el champú sin enjuague que permite lavar el cabello sin necesidad de usar agua. Habitualmente vienen en formato espuma o crema. Se aplican directamente sobre el cabello masajeando el cuero cabelludo. A pesar de no tener agua este tipo de champús logran eliminar el exceso de grasa e impurezas y limpiar el cabello. Existen diferentes variedades para diferentes tipos de cabello y pueden incluir o no acondicionador. Cabe destacar que este tipo de productos son especialmente útiles entre lavados regulares, pero no para reemplazar el lavado normal del cabello.
  • Gorros de agua: El gorro de agua es un dispositivo hecho de material impermeable y flexible que se ajusta perfectamente a la cabeza con un sello ajustable que evita que el agua se escape. Una vez colocado, se puede verter agua a través de una abertura en la parte superior del gorro. Se lava el cabello con champú y después se puede drenar el agua a través de la misma abertura o tubo por el que previamente se introdujo el agua.

Preguntas frecuentes:

¿Cómo lavar el pelo a una persona que no se puede mover?

Además de tener en cuenta todas las consideraciones mencionadas en otros apartados de este artículo, lo más importante es garantizar la comodidad de la persona. Pregúntale sobre sus preferencias, asegúrate de que se encuentra cómoda y de que cuentas con todo lo necesario para poder lavarle el cabello de manera agradable y segura.

¿Cómo higienizar a un adulto mayor postrado?

El punto más importante es el hacerlo con esmero y cuidado. Hay que empatizar con la situación de la persona postrada e intentar hacer el proceso lo más cómodo y agradable posible. Explícale primero cómo se va a llevar a cabo, pidiendo su colaboración cuando sea necesario, tratándole con respeto y considerando sus preferencias en todo momento.

La seguridad es otro aspecto importante por lo que planifica bien cómo se va a llevar a cabo la higiene y asegúrate de tener todo lo necesario para la limpieza.

Para el lavado corporal puedes utilizar paños húmedos o esponjas con agua tibia y jabón para limpiar suavemente aquellas zonas más susceptibles de acumular suciedad o humedad como son las axilas, ingles, entrepierna o debajo de los senos. Recuerda incluir la higiene bucal, el lavado de cabello y el recortar uñas como parte de la higiene.

Al acabar, es importante aplicar cremas hidratantes.

¿Cuál es la forma correcta de lavar el cabello?

  • Primero mojaremos el cabello con agua tibia hasta asegurarnos que está bien empapado.
  • Aplica el champú asegurándote que la cantidad es adecuada a la cantidad de cabello. Distribuye el producto entre tus manos para aplicarlo equitativamente por todo el cuero cabelludo. Con las yemas de los dedos realiza pequeños movimientos circulares que ayudarán a eliminar el exceso de grasa.
  • Una vez distribuido el champú desde el cuero cabelludo llévalo hasta las puntas del cabello con movimientos suaves hacia abajo.
  • Enjuaga bien hasta asegurarte de que no quedan restos de champú en el cabello.
  • Si aplicas acondicionador, aplícalo evitando el cuero cabelludo. Déjalo actuar unos minutos y procede de nuevo a enjuagar bien el cabello.
  • Elimina el exceso de agua con una toalla.
  • Deja secar el cabello al aire si las condiciones lo permiten o bien usa un secador. En este último caso asegúrate de mantener una distancia adecuada del cabello, muévelo continuamente para evitar daños directos al cabello y evita que alcance una temperatura elevada.

Productos recomendados

Gorros para lavar el pelo a personas encamadas

Los gorros para lavar el pelo son sin duda una excelente opción para personas encamadas. El gorro para lavar el cabello no requiere agua corriente por lo que la limpieza se puede llevar a cabo en la misma cama en la que la persona se encuentra postrada. Es importante seguir al pie de la letra las instrucciones del fabricante para un correcto lavado.

Champús y acondicionadores suaves para pieles sensibles

A menudo, las personas encamadas suelen ser más propensos a padecer problemas de piel. La piel puede volverse más sensible. Por ello, es importante prestar especial atención al cuidado de la piel y elegir productos suaves que no irriten como champús hipoalergénicos, sin sulfatos, sin fragancia, productos dermatológicamente probados para su uso en pieles sensibles y/o productos orgánicos y naturales.

Toallas y capas de corte adaptadas

En el caso se personas encamadas o con movilidad limitada es conveniente hacer uso de toallas y capas de corte adaptadas dado que están diseñadas para facilitar el proceso de higiene.

Las toallas adaptadas suelen ser de mayor tamaño que las toallas estándar. Esto es así para poder cubrir adecuadamente al usuario y garantizar así su privacidad. Están fabricadas con materiales suaves y absorbentes que proporcionan una textura especial para ayudar en la limpieza. Además, son altamente resistentes por lo que pueden soportar lavados frecuentes sin que se vea afectada su suavidad.

Las capas de corte adaptadas tienen un diseño envolvente que, adaptadas desde el cuello y hombros con un cierre ajustable, protegen la ropa y la piel del usuario cuando se le corta el cabello. Están hechas de un material repelente al agua que evita que el cabello quede enganchado en la capa. Su uso es recomendable dado que, al proporcionar una cobertura completa del usuario, se evita que después deba llevarse a cabo una limpieza adicional para eliminar los recortes de cabello.

Noticias Relacionadas
Contacta con nosotros