lavabos accesibles: como debe ser un lavabo accesible para sillas de ruedas

Altura lavabo minusválidos: todo lo que necesitas saber

 ¿Qué altura debe tener un lavabo para minusválidos según normativa?

La altura reglamentaria de un lavabo para personas con movilidad reducida es de 80 cm. Esto facilita su uso tanto desde una silla de ruedas como estando de pie.

Medidas de un baño adaptado: superficie, alturas y distancias

  • El inodoro debe estar a una altura entre 45-50 cm y tener barras de apoyo laterales.
  • Superficie del baño:  Se recomienda que el área del baño sea lo suficientemente amplia para permitir los giros y movimientos de una silla de ruedas. Se considera suficiente un espacio de al menos 150 cm x 150 cm si bien  se recomienda ampliar la superficie a 1,80cm para  garantizar un espacio suficiente para que la persona pueda maniobrar cómodamente la silla de ruedas.
  • Puertas: La puerta del baño debe ser lo suficientemente ancha como para que pueda accederse con silla de ruedas esto es, debe tener un ancho mínimo de 80 cm.
  • Barras de apoyo: Deben instalarse, a unos 80/85 cm del suelo, barras de apoyo a ambos lados del inodoro.
  • Lavabo: El lavabo para que sea accesible desde una silla de ruedas, debe colocarse a una distancia de entre 74 cm y 80 cm del suelo.
  • Espejo: El espejo debe colocarse a una altura que sea accesible tanto si estamos sentados como de pie.
  • Accesibilidad a la ducha o bañera: Es aconsejable colocar duchas a nivel del suelo con barras de apoyo en la zona de la ducha y con espacio suficiente para permitir que la persona pueda pasar de una silla de ruedas al asiento de la ducha.

Medidas baño minusválidos con ducha

El espacio de ducha debe tener al menos 90 cm y 120 cm de fondo. Si el espacio se destina exclusivamente a la ducha estas medidas se ampliarán hasta 180 cm. x 180 cm.  Por otro lado, frente a la zona de ducha tiene que dejarse un área libre de obstáculos de unos 80 cm. de ancho y 120 cm. de fondo.

Otras medidas a tener en cuenta son la de la la distancia máxima del plato que debe ser de 1,5 cm., con un desnivel igual o inferior al 2% para que el agua desagüe sin que esto suponga un obstáculo para la persona que va en silla de ruedas.

Asimismo, se debe incluir un asiento de 40 cm de profundidad x 40 de anchura x 45-50 cm de altura, abatible y con respaldo.

¿Cuándo es obligatorio tener un baño adaptado en locales públicos?

  • La ley obliga a tener baños adaptados para minusválidos en edificios y locales públicos como bares, restaurantes, tiendas, etc.
  • Esta obligación aplica a establecimientos nuevos o cuando se realicen reformas.
  • Todos los locales con atención al público deben tener al menos un aseo que, al ser de carácter público, debe estar adaptado para que lo puedan utilizar las personas con discapacidad. Dependiendo de las dimensiones del local (normalmente a partir de los 100m2) se exigen al menos dos baños siendo al menos uno de ellos adaptado.

Normativa baños discapacitados España 2024

La normativa que rige todo lo relativo a cómo deben ser los baños para discapacitados en España está recogida en el «Documento Básico de Seguridad de Utilización y Accesibilidad del Código Técnico de Edificación» (CTE DB-SUA), Real Decreto 173/2010 en materia de accesibilidad y no discriminación de las personas con discapacidad. En dicho documento se detallan las exigencias mínimas de un aseo o vestuario accesible así como el equipamiento básico que debe tener un baño para minusválidos (barras de apoyo, accesorios y asientos de apoyo.).

Preguntas frecuentes

¿Qué altura tiene que tener un cuarto de baño para minusválidos?

  • Lavamanos: El lavamanos además de no tener pedestal debe disponer de un espacio libre inferior mínimo de 70 cm. de altura y 50 cm. de profundidad. La altura La altura del lavamanos debe de estar entre 70 y 85 cm.
  • Inodoro: El asiento debe quedar a una altura de entre 45 y 50 cm y debe dejarse una distancia mínima entre el inodoro y la pared de 75 – 80 centímetros.
  • Espejo: El espejo debe colocarse a una altura máxima de 90 centímetros.

En definitiva, la altura debe ser adecuada para su uso en silla de ruedas. La forma del lavabo debe ser especial, y es que resulta imprescindible que sea un lavabo suspendido para que la silla de ruedas no choque con el pie del lavabo, y la forma del lavabo debe disponer de un frente cóncavo (nunca convexo) para que el usuario pueda acceder a él fácilmente. Para mayor comodidad, es recomendable que esté diseñado con apoyos para los codos, para el jabón y con un plano inclinado para evitar salpicaduras. Por último, el grifo también es importante, y es que los grifos monomando, con sistema de palanca, son los más accesibles para las personas en silla de ruedas.

¿Cuándo es necesario un baño para minusválidos?

Siempre que sea exigible por normativa habrá que acondicionar los baños para minusválidos, en concreto en 

  • Los locales abiertos al público están obligados a tener mínimo un aseo (con independencia de las dimensiones del local). Este aseo es de carácter público por lo que debe estar adaptado para minusválidos.
  • Dependiendo de los metros (normalmente a partir de 100 metros cuadrados) del local se deberá tener dos aseos y uno de ellos deberá ser adaptado para minusválidos.

Esta normativa afecta a establecimientos de nueva creación, locales que modifiquen su actividad o que vayan a hacer reformas.

Para los locales que ya estaban funcionando antes de la normativa se aplica la legislación que existía cuando iniciaron su actividad por lo que no deben hacer nada a menos que vayan a hacer reformas. Por otro lado, todo lo anterior no afecta a los locales comerciales que están en centros comerciales que disponen de aseos para minusválidos.

¿Cómo deben ser los baños para personas con discapacidad?

Además de comprobar la normativa sobre instalaciones sanitarias adaptadas a personas con discapacidades y verificar que lavamanos, inodoro, etc.. tienen la altura adecuada, debes tener en cuenta que los aseos adaptados deben cumplir una serie de características:

  • Debe garantizarse la accesibilidad en silla de ruedas.
  • Deben colocarse barras de apoyo en los puntos indicados.
  • Debe considerarse un espacio adicional para poder maniobrar la silla sin problema.
  • El suelo debe ser preferiblemente antideslizante, ya que de esta manera contribuirá a evitar el riesgo de caídas.
  • Los grifos serán preferiblemente (a modo de alcachofa de ducha) para facilitar las tareas de higiene (a veces por parte de un cuidador).
  • Algunos baños pueden requerir lavabos con la capacidad de ser inclinados a través de una barra con sistema neumático

En cualquier caso, te recomendamos que consultes siempre con las autoridades locales la normativa aplicable en cada caso y que la hora de adaptar el baño para aumentar su accesibilidad, nos aseguremos contactar con un profesional que pueda asesorarnos según nuestras necesidades concretas.

Noticias Relacionadas
Contacta con nosotros