¿Cuál es la mejor alternativa entre los dos colchones antiescaras?

Colchones antiescaras: Todo lo que necesitas saber

¿Qué son los colchones anti escaras?

Los colchones anti escaras son aquellos que están diseñados y pensados para evitar la formación de úlceras en personas que deben pasar largos periodos de tiempo en la cama. Las úlceras que se dan como consecuencia de estar mucho tiempo acostado o sentado en una cama reciben también el nombre de escaras o llagas por presión, de ahí el nombre de “colchones anti escaras”. Este tipo de colchones se diseñan considerando una distribución uniforme de la presión sobre la superficie del cuerpo. De este modo, se evita que el riesgo de llagas por presión.

De este modo, el evitar las llagas es el objetivo principal de este tipo de colchones. Se trata por tanto de un tipo de colchones que habitualmente se utiliza en hospitales y residencias de ancianos. A nivel particular se trata de un colchón apropiado cuando existen personas con enfermedades crónicas, discapacidades o convalecencias prolongadas.

¿Cómo funcionan?

La manera en la que este tipo de colchones ayudan a prevenir la aparición de úlceras por presión es

  • Repartiendo la presión de manera uniforme en todo el cuerpo, evitando que existan puntos que soporten un mayor peso.
  • Aliviando puntos de presión en áreas críticas como cabeza, codos, talones o glúteos entre otras zonas del cuerpo.
  • Contribuyendo a que exista una mejor circulación sanguínea.
  • Controlando la humedad para disminuir las posibilidades de irritación de la piel que está en contacto con el colchón.

Además, este tipo de colchones están pensados para facilitar el cambio de posición de la persona que, por algún motivo de salud, debe pasar mucho tiempo acostada. En algunos casos, este tipo de colchones incorporan características especiales como las que detallamos a continuación, que facilitan aún más si cabe el cambio de posición:

  • Colchones anti escaras con cambio de presión: Se ajustan de manera automática a la presión que se ejerce en diferentes puntos facilitando el cambio de posición.
  • Colchones con celdas de aire ajustable: Que permiten una mejor adaptación a la forma del cuerpo.
  • Colchones con sistemas de inclinación: Que permiten elevar algunas partes del colchón ofreciendo una mayor comodidad y aliviando la presión que puede darse en puntos específicos.

.

Tipos de colchones antiescaras

Colchones anti escaras según el material:

Según el material del que estén hechos pueden ser

  • Colchones de aire: En su interior tienen celdas de aire que se adaptan a la forma del cuerpo y que permiten que la presión se vaya desplazando de un punto a otro.
  • Espuma viscoelástica: La espuma viscoelástica facilita que el colchón se adapte mejor a la forma del cuerpo y que se distribuya uniformemente la presión.
  • Espuma de poliuretano: Este material ofrece un soporte eficaz y al mismo tiempo también ayuda a reducir la presión.
  • Colchones de gel: La capa de gel que incorporan en la superficie facilita una distribución uniforme de la presión. A su vez este tipo de colchones proporcionan una mayor sensación de comodidad.
  • Híbridos: Son híbridos los colchones anti escaras que combinan tecnologías de aire y espuma. De este modo los beneficios de ambos sistemas se unen para proporcionar una mayor comodidad.

Colchones anti escaras según tecnología:

  • Estáticos: Aquellos colchones que no cambian su forma o presión automáticamente.
  • Dinámicos: Incorporan una tecnología dinámica que permite ajustar- mediante unas celdas de aire que se inflan y desinflan- de forma continuada la presión.
  • Con comprensor: Para inflar y desinflar las celdas de aire se necesita un comprensor.

Otros tipos de colchones anti escaras:

Para el entorno hospitalario los colchones anti escaras suelen estar fabricados de materiales duraderos apto para el uso hospitalario. Además, suelen tener ajustes automáticos (en lo referente a presión y distribución del aire) para que así puedan adaptarse a diferentes tipos y necesidades de pacientes. Otra característica de los colchones anti escaras hospitalarios es que suelen ser compatibles con las camas hospitalarias estándar.

Ventajas de los colchones anti escaras

  • Previenen úlceras en pacientes encamados.
  • Mejoran la calidad del descanso.
  • Fáciles de usar y mantener.

Desventajas y cuidados

  •  Requieren energía eléctrica.
  • Hay que hacer la cama correctamente.
  • Deben seguirse al pie de la letra las indicaciones de uso y limpieza para maximizar las ventajas que ofrecen este tipo de colchones.

Preguntas frecuentes:

¿Cuánto tiempo debe estar encendido?

Dependerá del modelo por lo que es importante consultar siempre las indicaciones del fabricante. En cualquier caso, se recomienda tenerlos encendidos durante el tiempo que la persona esté acostada.

¿Qué colchones son menos recomendables?

Para aquellas personas que deben pasar mucho tiempo en la cama no son recomendables

  • Colchones de muelles: No se adaptan de manera tan eficaz a la forma del cuerpo lo que puede aumentar el riesgo de desarrollar úlceras.
  • Colchones excesivamente duros: Cuando los colchones son excesivamente firmes la presión se concentra en unos pocos puntos, algo que no contribuye a la prevención de úlceras por presión.
  • Colchones de agua: No son la mejor opción para personas que deben pasar mucho tiempo en la cama. La falta de soporte y de firmeza son los principales motivos por los que no son la mejor elección cuando el objetivo es la prevención de úlceras.
  • Colchones de aire de baja calidad: A menos que se trate de colchones de alta calidad, los colchones de aire no favorecen una distribución uniforme de la presión.

¿Dónde se debe colocar el colchón?

El colchón anti escaras debe colocarse encima del colchón habitual de la cama. Debe colocarse lo más alineado posible con el colchón convencional para que cubra toda su superficie. Después, sobre el colchón anti escaras deberán colocarse las sábanas y colcha.

¿Cuál es el mejor modelo del mercado?

Hay muchos modelos de colchones antiescaras que cumplen eficazmente con su función por lo que resulta complicado elegir solo uno. Además, para la elección de un colchón antiescaras es importante considerar determinados aspectos como

  • Las necesidades médicas de la persona.
  • Las preferencias de la persona que debe permanecer muchas horas acostada.
  • La preferencia o no de sistemas automatizados que faciliten el inflado, desinflado y ajustes.
  • La compatibilidad en términos de tamaño con el marco de la cama existente.
  • Las recomendaciones médicas según necesidades del usuario.

¿Cómo utilizar correctamente el colchón antiescaras?

Para sacarle el máximo beneficio a un colchón antiescaras es importante considerar los siguientes aspectos

  • Colocación: Debe cubrir toda la superficie en la que estará estirada la persona.
  • Inflado y ajuste: Debe hacerse siguiendo las instrucciones del fabricante. En el caso de modelos que permitan ajustar la presión deberán hacerse estos ajustes según la preferencias del usuario y comprobando  regularmente que la firmeza del colchón se mantenga.
  • El usuario debe colocarse en el centro del colchón antiescaras de manera que exista una distribución uniforme de la presión. Es recomendable que el usuario del colchón antiescaras vaya cambiando regularmente su posición para evitar así la presión sobre las mismas áreas del cuerpo.
  • La ropa de cama deberá ajustarse bien para evitar que hayan arrugas o dobleces. 
Noticias Relacionadas
Contacta con nosotros