cojin postural decubito lateral 30º: de los pies a la cabeza

Cojín postural decúbito lateral 30º: de los pies a la cabeza

¿Imagina disponer de un cojín de posicionamiento lateral único y que posicione todo el cuerpo, desde los pies hasta la cabeza? Ese es el cojín postural decúbito lateral 30º

Podemos tener muchos cojines de posicionamiento, cada uno dedicado a una parte del cuerpo y a las distintas posturas que nos recomiendan adoptar. Puede que tengamos un familiar que, por problemas de movilidad, permanezca encamado y tengamos que cambiarle de postura cada cierto tiempo. Sin los sistemas de posicionamiento adecuados, el déficit postural de nuestro familiar hace que acabe adoptando posturas insalubres y que la presión continuada sobre algunas partes del cuerpo en concreto provoque problemas como, por ejemplo, la aparición de escaras. Puede que necesitemos más de un cojín, dependiendo de cuáles sean nuestras necesidades, pero quizá nos sea suficiente con un solo cojín para posicionar el cuerpo al completo. Se trata del cojín postural decúbito lateral 30º, descubramos por qué.

Un cojín que respeta la anatomía del cuerpo al completo

El cojín de posicionamiento decúbito lateral a 30º, gracias a su forma en S, siguiendo la curvatura del cuerpo cuando está durmiendo de lado y con las piernas algo flexionadas, hace el contacto necesario con las partes del cuerpo que debe posicionar: cabeza, tronco, pelvis, rodillas y tobillos. Así, estas partes de cuerpo que suelen hacer contacto piel con piel, como rodillas o tobillos, se mantienen protegidas y lejos de sufrir escaras, bien por presión, bien por rozamiento. El correcto posicionamiento ayuda a evitar las úlceras por presión, función que se logra, asimismo, gracias al relleno de micro-perlas de poliestireno de pequeña granulometría (con tratamiento ignífugo), que se adapta a la perfección al cuerpo de nuestro familiar encamado.

Posición lateral a 30º de ambos lados y posición semi-ventral a 135º

Las posiciones que suelen recomendarse en muchos de los casos de personas encamadas son las posturas de lado, por lo que podremos colocar el cojín apoyando la cabeza y pasándolo entre las piernas de nuestro familiar, como si dispusiera de un apoyo continuado donde apoyar la espalda y la cabeza de forma cómoda y segura. También resulta muy recomendable la posición semi-ventral a 135º, en especial, para personas con problemas respiratorios o úlceras por presión en zonas posteriores como el sacro o los isquiones. En esta última postura, nuestro familiar podrá abrazar el cojín postural de manos a pies, sin dejar de disponer de una parte para apoyar la cabeza.

Cojín posicionador adaptable a cada necesidad

Es más, podremos adaptar la curvatura del cojín a las necesidades de cada persona y de cada momento. Es decir, gracias a unas correas situadas en las dos curvas inferiores, podremos cerrar las curvas del cojín de forma independiente tirando de cada una de estas correas y realizando un nudo en cada una de ellas para mantener la posición deseada.

Noticias Relacionadas
Contacta con nosotros